¿Por qué no adelgazo?- ¡4 razones que te sorprenderán!

¿Por qué no adelgazo?… muchos no hemos preguntado en algún momento. Y cuando te sientes acorralado quisieras poder echarle la culpa a alguien más. Pues aquí tienes 4 posibles razones con base científica (que son culpa de alguien o algo más):

  1. Lo siento pero estoy depre (y con unos kilitos extra torturándome). En un estudio reciente la obesidad (especialmente en el sexo femenino) estuvo directamente relacionada con un aumento de un 37% en la depresión grave. además que una autoestima baja también contribuye a un peso alto. El centro de recompensa que está dentro del cerebro se activa al comer alimentos ricos en grasas y azúcares. Pero no te sientas culpable lo tuyo es una enfermedad que más que reproches (tuyos y de otros) requiere apoyo profesional para salir adelante.
  2. Mi Tele (o mi PC, o mi tablet, o mi smartphone) tiene la culpa. Si eres de los que se estacionan en una silla (cama, sillón y/o similares y conexos) para mirar el televisor (y todos los demás dispositivos esclavizantes) más de un par de horas al día, las probabilidades de desarrollar obesidad (y diabetes para colmo de males) se dispararán hasta en un 23% informa la Universidad de Harvard, ahora imagina cuanto peso ganarás si pasas más de esas dos horas. Algo más: si te quedas dormido con la TV prendida, el riesgo de ganar peso se multiplica por dos. Y es que según un experto de la Universidad de Granada la exposición a la luz artificial de la televisión disminuye considerablemente los niveles de la hormona encargada de regular las alteraciones metabólicas que conducen a la obesidad. Aquí si el poder de cambiar este factor está totalmente en tus manos.
  3. Casi no puedo dormir (por problemas de salud, por trabajo o por puro gusto). Si eres de los que sufren de insomnio constante, trabajan en las madrugadas, o se desvela constantemente de antro, que no te extrañe que se vuelva una hazaña casi inalcanzable bajar de peso, y he aquí la base científica: el Instituto Médico Howard Hughes ha realizado estudios que demuestran que el alterar el ciclo fisiológico del sueño se relacional con un menor gasto de energía al día. De igual forma una conocida revista de nutrición asegura que dormir poco modifica el metabolismo causando que el organismo se enfoque en comer más como un mecanismo de adaptación para mantener la vigilia. Nuevamente la solución depende de ti (o de tu médico o de tu jefe).
  4. No soy yo…¡Son mis genes!. En el desarrollo de la obesidad un importante elemento a considerar es el perfil genético individual. De hecho, está plenamente demostrado que los genes intervienen en el centro del hambre, en la regulación del peso, en el número y tamaño de los adipocitos y en la distribución del tejido graso en diferentes partes del cuerpo, así como en el gasto energético. En esta última causa las soluciones se reducen pero siempre podrás acercarte en lo posible a un peso sano con una alimentación adecuada y ejercicio moderado y regular.

8 comentarios sobre “¿Por qué no adelgazo?- ¡4 razones que te sorprenderán!

Deja un comentario