Viajar: Conociendo nuevos lugares

Viajar. Para una mujer en verdad no suele ser una opción frecuente el poder tomar vacaciones fuera de casa, puesto que casi siempre prefiere sacrificar ese descanso necesario y esa posibilidad de explorar nuevos horizontes, para que los ingresos familiares sean usados en otros ámbitos también muy importantes, como los útiles escolares del  siguiente ciclo escolar, la mano de pintura que le urge a la casa o inyectar refuerzos a los ahorros. Y eso está bien pero cada cierto tiempo es necesario que mamá trabajadora (en casa o fuera de ella) se de unos cuantos días de asueto y que mejor que esos días sean viajando.

Sí, viajando. Y es que viajando lograrás varios beneficios….

  1. Enriquecerás tu experiencia de vida. Los seres humanos tenemos la capacidad de adquirir conocimientos a partir de la experiencia y el encontrarnos en un ambiente nuevo potenciará tu adquisición de esos nuevos conocimientos.
  2. Te acercarás más a tu esposo e hijos. Nuestros pequeños crecen rápidamente  y debido a estar inmersas en un mar de ocupaciones no tenemos siempre el tiempo para disfrutar de la compañía mutua y siendo realistas sino aprovechamos ahora en su tierna edad para estrechar nuestra relación con ellos y aumentar la comunicación y confianza, cuando sean adultos nada de eso será ya posible. Pues unas vacaciones fuera de casa son ideales y más si optas por una solución “todo incluido”, ya que no tienes que pasar tiempo cocinando y limpiando sino que todo ese tiempo es para usarlo en ti y tu familia. La situación es igual para tu relación de pareja, en casa pocas veces hay tiempo y circunstancias para fortalecer su vínculo emocional con tantos quehaceres.
  3. Reducirás tu estrés. Como amas de casa, profesionistas, madres y esposas, vaya que podemos acumular estrés, como si de una bomba de tiempo se tratase, así que tu viaje de vacaciones es tu oportunidad de sacar todo ese estrés de manera sana.
  4. Mejorarás tu visión del mundo. Efectivamente, dependiendo de a dónde viajes tu percepción de la realidad, demás personas, cultura de las mismas y prioridades se hará más clara.
  5. Verás tus problemas desde una nueva perspectiva. Créeme que nada mejor que alejarse de los problemas para encontrarles una solución equilibrada, o hasta para ver que no son tan importantes como tu pensabas.

Deja un comentario