Protégete del Calor

El calor es peligroso

En verano se pueden dar los llamados “golpes de calor”. Esto es cuando nuestro cuerpo sube su temperatura arriba de los 37 grados debido a la acción del clima caluroso extremo. El cuerpo humano regula su temperatura mediante la sudoración, pero tiene un límite. El calor y la sudoración excesivas llevan a la deshidratación, que en algunos casos graves puede ser mortal. Así mismo el aumento de la temperatura corporal tiene un límite, pues al pasar de los 39.5 grados se puede caer en convulsiones e incluso en shock.

Especial atención requieren los niños pequeños (6 o menos años) y los ancianos (mayores a 65), pues su metabolismo suele presentar menos resistencia a las altas temperaturas.

Las medidas más importantes para proteger nuestra salud en las oleadas de calor son simples:

  • Matenerse hidratado
  • Evitar la exposición al sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde

Indicaciones secundarias abarcarían:

  • El uso diario del bloqueador solar
  • Traer ropa fresca
  • Usar gafas con protección solar
  • Permanecer en lugares frescos
  • Buscar zonas donde de sombra
  • No permanecer en un vehículo estacionado al cual le está dando el sol

Puesto que con la temporada cálida se incrementa el riesgo de infecciones, sería aún mejor considerar estas medidas adicionales:

  • Lavarse constantemente las manos
  • Evitar comer pescados y mariscos crudos o mal cocidos
  • Alimentarse únicamente de productos frescos, desinfectados y cocinados a altas temperaturas

¿A qué debemos estar alerta?

Los síntomas que indican que alguien ya está siendo afectado y es necesario tomar acción son:

  • Mareo
  • Confusión y desorientación
  • Mucho sudor seguido de la ausencia del mismo
  • Enrojecimiento en la piel y sequedad
  • Aceleración del ritmo cardíaco pero latido débil
  • Dolor de cabeza
  • Convulsiones
  • Vómitos
  • Falta de aire o problemas para respirar

Lo IMPORTANTE, ¿qué hacer en una emergencia?

  • Llamar para recibir atención médica (En México la COFEPRIS pone a su disposición el número telefónico 01 800 0335050)
  • Llevar al afectado a un lugar fresco sin sol y elevarle los pies
  • Checar la temperatura corporal y si ésta es mayor a 39 grados bañar a la persona con agua fría
  • Hidratar lentamente al afectado

 

 

Deja un comentario